La agonía de Nuria

No hay comentarios:

Pesadillas y espejismos


Periodista y hombre de letras, Óscar Araujo León (Arequipa, 1961) es conocido por sus dos antologías generacionales Como una espada en el aire. Generación poética del sesenta (2000) y Cuentos peruanos. Generación del ochenta (2004). A la vez, es autor de un par de libros de narrativa, y cuentos suyos han figurado como finalistas en concursos tan importantes como el Copé. A este último género literario está dedicada su más reciente publicación: La agonía de Nuria (San Marcos, 2014), una recopilación de los mejores cuentos que Araujo ha escrito a lo largo de toda su vida.

De diversa temática y extensión, los once cuentos aquí reunidos se pueden dividir en dos grandes grupos. Por un lado, los cuentos iniciales, en los que prima la brevedad y la fuerza de la sorpresa final, de naturaleza casi “fantástica”. Por ejemplo el cortazariano “La diosa del ecran”, en el que un cinéfilo adolescente hace realidad (de alguna manera) sus sueños de encontrarse con la actriz argentina Isabel Sarli. Mucho más elaborados y desarrollados, los cuentos del segundo grupo son relatos de atmósfera onírica y de largo aliento, y también los mejores del libro: “Sofía & Sofía”, “La noche del murciélago” y “La agonía de Nuria”.

El crítico Jorge Ramos Cabeza afirma que uno de las constantes en los cuentos de Araujo es la imposibilidad de las relaciones interpersonales, pues en ellos los vínculos de los protagonistas con la gente de su entorno (padres, amigos, amantes) “se rompen o no se mantienen estables, ya sea por la locura, por la ilusión y el sueño, la frustración, la miseria o la perversión”. La agonía de Nuria muestra a Araujo como un especialista en cuentos largos y personajes irreales.

O

No hay comentarios:


Un poemario trílcico

Publicado en 1922, Trilce es, no obstante su hermetismo, uno de los libros fundamentales de la poesía peruana del siglo XX. En ese poemario César Vallejo (1892-1938) aborda diferentes temas, planteando sus dudas y reflexiones más personales a través de un lenguaje y una retórica a su vez cuestionados de la manera más radical. Por todo ello resulta una propuesta literaria difícil y arriesgada, y son pocos los poemarios “trílcicos” que han aparecido en nuestro medio. El más reciente es O (Paracaídas, 2014), ópera prima del escritor sanmarquino Octavio Mermáo (Callao, 1986).

O está conformado por 23 poemas sin título, en los que el autor intenta liberarse de todas las certezas en las que se basa la vida cotidiana: “De pura empiria se crece / se computa la muerte…” dice en los primeros versos, que cuestionan la información que nos brindan “los cinco sentidos siempre mezclados irreverentemente”. En los siguientes textos (todos poemas breves, de menos de una página) los cuestionamientos abarcarán al amor, al tiempo, a la religión y hasta a la propia poesía, con versos ásperos que apelan contantemente a las imágenes absurdas, lo exclamativo y los recursos tipográficos (como el uso caprichoso de las mayúsculas).

La crítica ha sido bastante elogiosa con O y ha enfatizado su carácter de “aventura”: “un viaje o peregrinación en busca de aquello que pueda devolverle el sentido (a la existencia humana)” (Lenin Heredia). Sin embargo, las excesivas semejanzas con Trilce terminan resaltando la distancia entre el Vallejo en su momento cumbre de creatividad y el joven y debutante Mermáo; desde el mucho menor vuelo reflexivo hasta los excesos con los recursos vanguardistas.

Diez relatos de mujeres y una araña

No hay comentarios:

Mujeres en su telaraña


Borka Sattler es una destacada artista plástica y galerista peruana. Ha realizado exposiciones en América, en Europa y Japón, y fue durante diez años agregada cultural de la embajada de Perú en Canadá. Paralelamente, desde 1990 viene desarrollando una obra narrativa (novelas y cuentos) centrada en interesantes personajes femeninos, como las novelas Doña Tránsito Abril (1997) y Sarah Ellen QEPD (2013). En esa línea está su más reciente entrega, su octavo libro: Diez relatos de mujeres y una araña (Hipocampo, 2014).

Narrados con sobriedad y precisión, estos diez cuentos (titulados con el nombre de la protagonista) nos remiten al Perú de la primera mitad del siglo XX, un universo que la autora ha conocido a través de las historias que se transmiten en las familias de generación en generación, especialmente entre mujeres, y que remiten a grandes secretos “domésticos”. Así sucede en “Manuela”, que relata el secreto origen del heredero de una familia de importantes hacendados; o en “Camila Stein”, en el que una mujer descubre, a la muerte de su esposo, que este llevó una doble vida, con otra esposa y otro hogar.

Sattler reconoce, en el texto prologal, que en su trabajo literario se siente identificada con las arañas, pues con todas estas historias intenta elaborar “… telas y encajes, que unen situaciones acaparando personajes… metiéndome en sus vidas para darles su propia identidad, suspendidos en los tejidos de mi imaginación”. De esta manera, entretejiendo estos Diez relatos de mujeres…, la autora consigue un valioso registro de la situación de las mujeres peruanas de hace un siglo, especialmente de aquellas ligadas a los sectores más altos de nuestra sociedad.