La agonía de Nuria

Pesadillas y espejismos


Periodista y hombre de letras, Óscar Araujo León (Arequipa, 1961) es conocido por sus dos antologías generacionales Como una espada en el aire. Generación poética del sesenta (2000) y Cuentos peruanos. Generación del ochenta (2004). A la vez, es autor de un par de libros de narrativa, y cuentos suyos han figurado como finalistas en concursos tan importantes como el Copé. A este último género literario está dedicada su más reciente publicación: La agonía de Nuria (San Marcos, 2014), una recopilación de los mejores cuentos que Araujo ha escrito a lo largo de toda su vida.

De diversa temática y extensión, los once cuentos aquí reunidos se pueden dividir en dos grandes grupos. Por un lado, los cuentos iniciales, en los que prima la brevedad y la fuerza de la sorpresa final, de naturaleza casi “fantástica”. Por ejemplo el cortazariano “La diosa del ecran”, en el que un cinéfilo adolescente hace realidad (de alguna manera) sus sueños de encontrarse con la actriz argentina Isabel Sarli. Mucho más elaborados y desarrollados, los cuentos del segundo grupo son relatos de atmósfera onírica y de largo aliento, y también los mejores del libro: “Sofía & Sofía”, “La noche del murciélago” y “La agonía de Nuria”.

El crítico Jorge Ramos Cabeza afirma que uno de las constantes en los cuentos de Araujo es la imposibilidad de las relaciones interpersonales, pues en ellos los vínculos de los protagonistas con la gente de su entorno (padres, amigos, amantes) “se rompen o no se mantienen estables, ya sea por la locura, por la ilusión y el sueño, la frustración, la miseria o la perversión”. La agonía de Nuria muestra a Araujo como un especialista en cuentos largos y personajes irreales.