Mi familia y otras miserias



El escritor arequipeño Orlando Mazeyra Guillén (1980) ha reunido en el libro Mi familia y otras miserias (Tribal, 2013) más de treinta relatos breves, con personajes y ambientes diversos. Sin embargo, estas narraciones tienen abundantes elementos en común, pues muestran a familias disfuncionales, en las que el padre es un militar retirado (autoritario y alcohólico), la madre una mujer sumisa, y el hijo un inadaptado aspirante a escritor. Según el propio autor, se trata de un libro de “autoficción”, una mezcla de autobiografía y ficción narrativa.

Los mejores de estos textos nos presentan dramáticos y violentos episodios familiares. En “Mi primera máquina de escribir”, por ejemplo, el enfrentamiento entre el padre y el hijo se produce en plena noche de Año Nuevo, con el padre conduciendo alcoholizado y arriesgando la vida de su familia; y en “Ropa tendida”, el joven protagonista falla en su intento de suicidarse arrojándose, desde un cuarto piso, sobre el automóvil del padre. No obstante, buena parte de relatos se centran en episodios intrascendentes de la vida del escritor, contados en un tono irreverente y con mucho humor negro.

Acaso esa dispersión hace que en algunos momentos el libro se pierda, algo que pudo remediarse con una más rigurosa selección de textos. A eso se suma la falta de trabajo con el lenguaje, que nunca abandona el habla coloquial de los jóvenes, incluyendo numerosas frases hechas y lugares comunes. A pesar de ello, Mi familia y otras miserias resulta un interesante retrato de esa tan peculiar familia (el tío esquizofrénico, la tía solterona, etc.) y testimonio de la formación como escritor del propio Orlando Mazeyra.