Los caminantes de sonora



El Premio Copé de cuentos no solo es el más importante concurso de narrativa breve en nuestro medio, sino también un interesante muestrario de las tendencias y autores más actuales dentro de este género literario. Lo comprobamos con el recién publicado libro Los caminantes de Sonora y los cuentos ganadores y finalistas de la XVII Bienal de Cuento Copé (Petroperú, 2013), que reúne catorce relatos de escritores peruanos nacidos entre 1952 y 1988.

Tres de los cuatro cuentos premiados nos presentan (acaso como consecuencia de la globalización) a peruanos enfrentando diversos tipos de problemas fuera de su patria. En “Caminantes de Sonora” de Christ Gutiérrez-Rodríguez (Callao, 1982), se trata de dos amigos intentando pasar ilegalmente de México a Estados Unidos, en un sórdido y peligroso mundo de delincuentes y narcotraficantes. Las trepidantes y violentas acciones (más cinematográficas que literarias) contrastan con la molicie y comodidad de los protagonistas de “El libro de la sabiduría” y “El río”, de Alejandro Neyra (Lima, 1974) y Pierre Castro (Trujillo, 1979), respectivamente.

A la levedad y el humor de esos dos relatos, se suman los juegos intertextuales y metaliterarios de “El juglar de feria” y “Lo que sabemos de Neri”, de Pedro Llosa (Lima, 1975) y Miguel Ruiz Effio (Lima, 1977), que comprueban la vigencia de una cierta “estética posmoderna”, tan cuestionada por los críticos más tradicionales. Para ellos, probablemente el mejor cuento de este libro sea “¡Hierbasanta, hierbasanta!” de Goyo Torres (Arequipa, 1964), que muestra cómo la lucha entre ronderos y senderistas se ha incorporado al imaginario andino, a las danzas y juegos infantiles.

2 comentarios:

Cristo Laicis dijo...

Gracias por tu crítica Javier, con afecto Christ Gutiérrez-Rodríguez.

Cristo Laicis dijo...

Gracias por tu crítica Javier, con afecto, Christ Gutiérrez-Rodríguez

Posts recientes