Santa Poesía



Completamos la serie de los recién publicados libros ganadores de la Bienal Internacional Copé 2011 con Santa Poesía (Copé, 2012), del profesor universitario y traductor Rafael Courtoisie (Montevideo, 1958), el único extranjero premiado en esta competición. Autor de una decena de poemarios –desde Contrabando de auroras (1977) hasta Todo es poco (2004)–, esta vez nos entrega un conjunto de poemas breves, casi epigramáticos, plenos de ironía y humor negro, que reflexionan sobre la función de la poesía en el mundo de hoy.

Hay una idea recurrente en estos textos: la poesía es una forma de vida que convierte las experiencias más cotidianas en algo único sagrado.De la manera más cruda, el autor le dice al poeta: “Tu trabajo es tocar / la mierda / y convertirla en oro”. En la segunda sección del libro, “Vidas de la Santa (apuntes de hagiografía y poiesis)” la poesía es una peculiar diosa que busca a sus devotos (los poetas) en los lugares más peligrosos: moteles de carretera, un muladar o el propio infierno. La última sección, “Apariciones de la Santa (don de lenguas)” es una serie de homenajes poéticos a autores que Courtoisie ha traducido: Pessoa, Kavafis o Dickinson.

El también uruguayo Mario Benedetti señaló alguna vez que “los rasgos predominantes en la poesía de Courtoisie son el rigor y la ironía siempre reveladora”. En efecto, en Santa Poesía hay rigor y precisión en el uso de las palabras, aunque la ironía pierde algo de su fuerza por la concepción tan romántica del quehacer poético; y también por la demasiado rendida admiración a los poetas mencionados y a otros, entre los que ocupa un lugar especial César Vallejo.