Los abrazos largos


Con diez años recién cumplidos, Paracaídas es una de las editoriales que más está contribuyendo a la difusión de la poesía que se escribe actualmente en el Perú. Fundada y dirigida por el escritor y comunicador Juan Pablo Mejía, la editorial ha publicado obras de poetas jóvenes y también de autores consagrados, como Abelardo Sánchez León, Mario Montalbetti, Mirko Lauer, etc. En esta oportunidad comentaremos una de sus más recientes publicaciones, el poemario Los abrazos largos. Prosa de Karina Valcárcel.

Nacida en Lima, en 1985, Karina Valcárcel es periodista y escritora, pero más que nada una activa poeta y promotora cultural, ampliamente conocida en el medio. Su primer poemario fue Poemas cotidianos (2008), al que siguieron Una mancha en el colchón (2010), Variaciones y otros te(a)mores (2013) y Los abrazos largos (2013). Precisamente con este último libro está estrechamente vinculada su nueva publicación, Los abrazos largos. Prosa, pues ambos libros abordan situaciones cotidianas desde una perspectiva fresca e imaginativa, mucho más cercana a lo lúdico que a lo libresco. La diferencia está en que esta vez abandona el verso por la prosa, con lo que los textos tienen un cierto carácter de fragmentos de un diario personal.

“Yo podría hacer algo con esta pena. Podría, por ejemplo, construir una casa de plastilina hasta morir intoxicada por los químicos desprendidos del colorante y el plomo. En mi casa de plastilina las cucarachas no serían tan temibles”, dicen las primeras líneas de una de estas prosas (“Historia”). Esta cita nos da una idea de la dinámica de los textos: emoción, imagen, desarrollo de la imagen, vuelta a la emoción, etc. En algunos casos el resultado final es un buen poema; en otros hay ciertos descuidos y caídas. Pero en conjunto, Los abrazos largos. Prosa resulta un poemario más que interesante.