Viajera azul


Doctor en Literatura por la Universidad de París (la Sorbona) y radicado en esa ciudad desde hace mucho tiempo, Porfirio Mamani Macedo (Arequipa, 1963) es uno de los peruanos que desde el “exilio” están desarrollando interesantes obras literarias. Lo demostró con La luz del camino, un conjunto de poemas místicos, a la manera de San Juan de la Cruz, que fue considerado entre lo mejor de la literatura peruana del 2010. Posteriormente Mamani ha dado un giro, aproximándose a otros temas, como en Amor en la palabra (2013) y el más reciente Viajera azul (L’Harmattan, 2015), un conjunto de prosas poéticas en versión bilingüe, en francés y español.

Los treinta textos de este poemario constituyen el diálogo imposible entre el poeta y la poesía (la viajera azul). Por eso se presentan en quince pares, cada uno de ellos conformado por un poema titulado “El poeta” y otro titulado “La viajera”. En los primeros es el poeta quien habla: “Viajera celeste que en el fondo de la sima preparas tus nobles atuendos para encontrarte conmigo en el desierto”. En los segundos es la viajera quien se refiere al poeta: “Sus piernas soñolientas, como pegadas a la tierra lo retienen, y sus ojos como desterrados paradigmas, miran la sombra extraña”. Así, a la manera del poema bíblico El Cantar de los cantares, el autor utiliza la forma de un diálogo de amor para reflexionar sobre la vida y la poesía, lo material y lo espiritual.

Como en Amor en la palabra, los poemas de Mamani describen un mundo simple e idealizado: campos, fenómenos naturales y elementos arquetípicos: “el mar azul, la hierba, las ramas que tantas primaveras, vi solo, desde el fondo de mi gruta. Allí están las estrellas en la desnuda noche, guiando mis pasos por el terrestre suelo…”. Con ellos el poeta parece estar en la búsqueda de verdades absolutas. Y la “viajera azul” (la poesía) está ahí como una especie de “puerta hacia la eternidad… a la vez espejismo y vértigo”, según afirma Daniel Vives en uno de los textos prologales del libro. En otro de esos textos prologales, Javier Morales afirma que Viajera azul es la aventura dramática del escritor-peregrino que trata de encontrar lo imposible: la revelación poética.