Arca de los afectos


Aunque poco conocido en nuestro país, el poeta peruano Alfredo Pérez Alencart (Puerto Maldonado, 1962) es bastante querido y apreciado en España, donde radica (específicamente en Salamanca) desde hace treinta años. Es autor de una docena de poemarios –desde La voluntad enhechizada (2001) hasta Prontuario de infinito (2012)–, ha recibido el Premio Internacional de Poesía Vicente Gerbasi (Venezuela, 2009) y es miembro de la Academia Castellana y Leonesa de la Poesía. Recientemente se ha publicado en España Arca de los afectos (Verbum, 2013), un libro de más de 400 páginas que reúne ensayos e interpretaciones sobre la obra de este escritor peruano.

Actualmente la poesía de APA se inscribe dentro de la tradición hispana más clásica y se caracteriza por su temática libresca, con homenajes a autores del pasado y del presente. Pero para llegar a esto el poeta ha recorrido un largo trayecto, que abarca hasta poemas breves y sencillos, dedicados a exaltar la exuberante naturaleza amazónica en la que vivió su infancia. “Raramente encontraremos en la poesía hispana actual un autor que, como APA alumbre un horizonte temático tan polifónico y ramificado”, afirma el escritor portugués António Salvado en este libro.

Acaso a algunos esta poesía pueda resultarles demasiado declamatoria y epigonal. No obstante, el crítico Ricardo González Vigil afirma que APA “… es el poeta peruano dado a conocer en el presente milenio con mayor proyección internacional”, pues –señala– además de los premios internacionales obtenidos, ya ha sido traducido a veinte idiomas. Que el libro Arca de los afectos sirva para que los lectores peruanos descubran por fin a este compatriota tan estimado en Europa.