Resplandor de noviembre



Con más de 60 años de edad, los jóvenes poetas de los años 70 parecen haber entrado en una etapa de reflexión y balance en torno a sus vidas y a su generación. Lo extraño es que lo hacen a través de extensas narraciones, como País sin nombre (2011) de José Rosas Ribeyro. A ese libro se suma ahora Resplandor de noviembre (Alfaguara, 2012), novela en la que Abelardo Sánchez León (Lima, 1947) sigue la trayectoria vital de 12 amigos y compañeros de universidad, desde mediados de los años 60 hasta fines del primer decenio del siglo XXI.

Sociólogo de profesión, Sánchez León pone especial énfasis en las historias de esos amigos, en su pasado familiar y en su posición dentro de la estratificada sociedad limeña: desde el muchacho de barrio chorrillano hasta los hijos de la alta burguesía. Pero las diferencias son superadas por la amistad y solidaridad que priman entre estos personajes, encabezados por el historiador Bernardo, alter ego del autor. Y también por los elementos en común, especialmente los referentes culturales (libros, películas, canciones y hasta publicidad de la época) y el lenguaje, uno de los aspectos destacables de la novela.

Hay una fuerte presencia de los cambios políticos que va experimentando el país (la dictadura militar marca claramente a estos jóvenes que comparten aulas con Alan García); sin embargo, Sánchez León ha sabido mantener el foco en las historias personales, incluyendo los problemas familiares y las enfermedades de los parientes más cercanos. Así, Resplandor de noviembre se convierte en un retrato generacional intenso y humano, y una de las mejores novelas peruanas publicadas este año.


Enlaces relacionados
Se pueden leer las primeras páginas de la novela en Prisa Edicciones.