Lima subte



El periodista y escritor Ernesto Carlín (Callao, 1984) continúa explorando el mundo de los jóvenes limeños en su novela Lima subte (Altazor, 2012), centrada en la escena del rock subterráneo de hace unos veinte años. Y como en sus dos anteriores novelas –Falso al amanecer (1999) y Takashi. Historia robadas (2010)–, combina los recursos literarios con los de otras formas narrativas más propias de los jóvenes: cine, comics y video clips. El resultado es un relato dinámico y ameno, en el que una decena de personajes se alternan la función de narradores.

A partir de la muerte de “Loquito”, cantante de un grupo de rock (inspirado en Leonardo Bacteria), sus amigos comienzan a recordar diversos episodios de su vida, especialmente aquellos relacionados con los conciertos “subterráneos”. Pero lo que prima no es la actitud irreverente e irónica propia de la cultura rockera, sino más bien una mirada nostálgica al inocente mundo de la adolescencia: la libertad, los amigos, el descubrimiento del sexo. Hasta los grandes problemas de la Lima de entonces (las protestas populares, los atentados terroristas) son recordados aquí benévolamente.

Entre los aspectos más interesantes de Lima subte están la reproducción de la forma de hablar de los limeños y ciertos episodios en los que se conjugan el humor y la vitalidad adolescentes. Pero, sin lugar a dudas, tanto los personajes como las acciones y hasta la trama misma, necesitan aún un mayor desarrollo para que el relato se convierta en lo que pretendió hacer Ernesto Carlín: el retrato de una generación de jóvenes limeños y su problemática inserción en el mundo de los adultos.


Enlaces relacionados
Otros textos sobre Lima subte: La República, Carlos Sotomayor, Giovanni Anticona, Rosana López-Cubas.
Ernesto Carlín administra el blog Tanque de Casma.