Lima imaginada


En menos de un siglo, Lima ha pasado de ser una ciudad pequeña (150,000 habitantes) a convertirse una de las más grandes de América y el mundo, con una población de nueve millones. En este crecimiento se han ido integrando los más diversos elementos: el esplendor colonial, la cultura criolla, los torrentes migratorios andinos y los procesos de modernización. ¿Cómo ven actualmente los limeños a su ciudad? Esa es la pregunta que ha intentado responder el sociólogo Javier Protzel en el libro Lima imaginada (Universidad de Lima, 2011).

Basándose en un amplio trabajo de investigación (que forma parte del Proyecto Imaginarios Urbanos, auspiciado por el Convenio André Bello), Protzel pasa revista a qué piensan los limeños acerca de la construcción simbólica de lo urbano, de los espacios más característicos de la ciudad y de sus propios vecinos. Los resultados, en los tres casos, nos muestran a una ciudad en constante renovación, pero que se ha mantenido como “una sociedad siempre jerárquica, pobre y desigual”, en la que la única regla válida para todos parece ser precisamente la transgresión de las reglas.

Además de las numerosas encuestas y datos estadísticos, Lima imaginada cuenta con un sólido y actualizado apoyo teórico (Berger, Castoriadis, García-Canclini, Zizek, etc.), sin dejar de lado las reflexiones sobre Lima realizadas por los propios limeños: desde Gálvez y Salazar Bondy hasta sociólogos y ensayistas de hoy. De especial interés resulta la revisión que hace Protzel de la imagen de Lima en la obra de tres narradores peruanos: Julio Ramón Ribeyro, Mario Vargas Llosa y Giovanni Anticona.