G. K. Chesterton. Obras esenciales

Destacado representante de la gran tradición literaria inglesa, Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) debe buena parte de su fama en el mundo de habla hispana a los elogiosos ensayos que le dedicó Jorge Luis Borges y a dos libros: El hombre que fue jueves (novela, 1907) y El candor del padre Brown (cuentos, 1911). Sin embargo fue un escritor sumamente prolífico, autor de más de 80 libros y numerosos poemas, artículos y ensayos. La parte más importante de esa literatura ha sido reunida en los dos tomos de G. K. Chesterton. Obras esenciales, que acaba de publicar la Universidad Católica.

En estas 1500 páginas podemos encontrar los dos libros ya mencionados, en traducciones realizadas por el mexicano Alfonso Reyes (1889-1959), también autor del prólogo y las notas de esta edición. Para el resto de las obras se han elegido versiones de renombrados escritores: Jorge L. Borges, Julio Cortázar, Eliseo Diego, etc. Además de los cuentos protagonizados por el padre Brown se han incluido los ensayos de Ortodoxia (1908), los cuentos de El hombre que sabía demasiado (1922) y el extenso poema Lepanto (1911), entre otros. Faltaron, eso sí, algunos textos de crítica literaria, género que Chesterton cultivó desde muy joven.

Existen muchos vínculos entre los cuentos de Chesterton y los de Borges: el gusto por las paradojas, la racionalidad extrema de los narradores, el carácter abstracto (sin caer en lo alegórico) de sus personajes y situaciones. Esta edición de las Obras esenciales de Chesterton es una buena oportunidad para que los nuevos lectores descubran una literatura que no ha perdido vigencia ni interés.