La venganza de los monos mecanógrafos

El artista y escritor George Clark (1969) nació en Inglaterra, pero se formó en el Perú (en la Universidad Católica) y radicó aquí hasta 2004. Dedicado desde hace años a la docencia y las letras (filosofía, literatura), Clarke acaba de publicar su primer libro, La venganza de los monos mecanógrafos (Azul, 2010), un original conjunto de prosas “apátridas” (según la definición de Ribeyro) que se aproximan a territorios literarios específicos (poesía, relato, ensayo), pero no pertenecen a ninguno de ellos.

Manteniendo el escepticismo y el sistema de “asociaciones libres” del modelo ribeyriano (el término lo tomamos de Marco Martos) Clarke le agrega a su libro mucha ironía y espíritu lúdico, como se anuncia desde el título. Y aunque un tanto disparejos, en lo que respecta a la calidad, hay aquí textos destacables: breves y de contundencia aforística (“Autopsia II”, “Portazos”), de evidente aliento poético (“Aclaración”, “Introspección”) y alguna que otra “historia de cronopios” (“Colección privada”).

Hay también textos fallidos, especialmente aquellos en los que Clark resulta demasiado explícito o incursiona en la sátira (la serie “Gorda”, “Vieja” y “Fea”). Pero lo que más se nota es la ausencia de un personaje que encarne las radicales propuestas de los textos, como hizo Ribeyro en Los dichos de Luder, Cortázar en Un tal Lucas o Carlos Herrera en Crónicas de un argonauta ciego.


Enlaces relacionados
Booktrailer de La venganza de los monos mecanógrafos.
Entrevistas: Relit.
La siguiente entrevista es de Tv blog literario