Nocturama

Otero
Diego Otero. Nocturama (Álbum del Universo BaKterial, 2009)

Además de su reconocida labor como periodista, Diego Otero (Lima, 1973) es autor de una interesante obra poética. Sus dos primeros libros –Cinema Fulgor (1998) y Temporal (2005)– lo presentaron como un escritor que, dejando un poco de lado la tradición literaria peruana, se aproximaba a técnicas y temas de la poesía anglosajona y que trasladaba a sus textos ciertos recursos de los relatos audiovisuales de hoy. Esta original propuesta alcanza su mejor expresión en Nocturama (AUB, 2009) el nuevo poemario de Otero, una mirada retrospectiva a la vida de los jóvenes de su generación.

En los zoológicos se denomina “nocturama” a un espacio cerrado en el que los visitantes pueden observar las actividades de los animales de hábitos nocturnos. Consecuente con el título del libro, Otero nos muestra en estas páginas la vida nocturna de los jóvenes de los 90 –sus aventuras en bares, discotecas y calles, siempre inmersos en el mundo del rock– tanto en Lima (en la primera mitad del libro) como en una innominada ciudad norteamericana, en el extenso poema titulado “Inconstancy” (segunda mitad). A estos textos se suman, a la manera de prólogo y epílogo, los poemas “El despegue” (arte poética) y “Hidden track. Cuatro postales desde ninguna parte”.

Todos los textos de Nocturama son relatos elípticos, fragmentados y enlazados entre sí (mediante personajes, versos y objetos en común); se inician con una breve contextualización para después desplazarse a la conciencia (a los monólogos interiores) de los protagonistas. Como en sus anteriores libros, Otero pone énfasis en esas reflexiones, especialmente en los símiles e imágenes: “una voz que/… se consume/ como pólvora”, “… como si observaran una hoja caída/ volviendo ingenuamente/ a la rama desnuda”. Es el recurso retórico que mejor maneja, al punto que en muchos poemas el “como” es el elemento central o inicial.

Encontramos una cierta imprecisión en el manejo del lenguaje y la versificación, explicables en un autor que afirma leer más que nada poesía norteamericana (especialmente la de Jack Spicer). No obstante, en este libro se superan aquellos problemas que señalamos en Temporal: hay una menor tendencia al efectismo y los símbolos han pasado de lo explícito a una cierta “opacidad” (en opinión del poeta Eduardo Chirinos) más acorde con el carácter de los textos. Esos cambios representan una significativa mejoría en la obra de Otero, y no dudamos que Nocturama figurará entre lo más destacado de la poesía peruana del 2009.


Enlaces relacionados:
Otros textos sobre Nocturama: Eduardo Chirinos, José Güich, José Picón.
Entrevistas: Raúl Cachay, Manuel Eráusquin, José Carlos Picón.

1 comentario:

Noticias dijo...

Hola que tal, soy luis angel , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y cualcular el nº de entradas aceptadas.
Saludos cordiales.


Luis angel
tel : 963237791 // España +34

Puedes contactar por mesenger si quieres:

luisangelbaguenarodriguez@hotmail.com


Puedes contactar por facebook si quieres :

pnclevante.comercial@yahoo.es



Tambien tenemos un sistema de referidos , que ganas una comision mensual
por cada pagina o blog del usuario que traigas , la comision de referidos es de 10 hasta 50 euros mensual por pagina o blog.