El país de la canela

ospina
William Ospina. El país de la canela (Norma, 2008)

En El país de la canela (Norma, 2008), el escritor colombiano William Ospina (Tolima, 1954) continúa su ambiciosa saga novelesca sobre la conquista española del continente americano. Esta vez la narración está centrada en la expedición que descubrió y recorrió por primera vez el río Amazonas. Una expedición que partió del Perú –organizada y dirigida al inicio por Gonzalo Pizarro– y cuya finalidad era encontrar un fabuloso lugar en medio de la selva, con "interminables bosques de canela". No hay que olvidar que entonces la canela, las especias en general, tenían casi tanto valor como el oro.

El protagonista y narrador es Cristóbal de Aguilar, ficticio conquistador de segunda generación, hijo de una indígena y de uno de los más cercanos colaboradores de Francisco Pizarro, uno de los recordados Trece de la Isla del Gallo. Cristóbal participa en la mencionada expedición, un accidentado viaje de 18 meses en los que pasa hambre y todo tipo de penalidades, además de ser testigo de los peores abusos de los españoles. Finalmente, los sobrevivientes navegan por todo el Amazonas, con sus maravillas naturales y seres misteriosos, como las guerreras que dieron nombre al río.

Como en Ursúa (2005), la primera parte de esta saga, Ospina logra darle a los sucesos históricos el carácter de epopeya literaria gracias a su esmerado trabajo con el lenguaje, tanto en los aspectos sonoros como en las imágenes y símiles de aliento poético, que remiten a las grandes obras épicas de todos los tiempos. Son de destacar las reflexiones de Cristóbal, quien es también hombre de letras que une la erudición con la sabiduría personal. Pero, en contraste con el libro anterior, sorprende la pobreza de las descripciones, ya sea de la naturaleza o de las costumbres y creencias de los pobladores de la selva.

A caso esta y otras deficiencias se deban al estricto apego del autor a las fuentes históricas. En la Odisea, modelo de obra literaria de grandes viajes, Ulises y sus compañeros tienen aventuras y conocen seres fabulosos en cada isla o país a los que llega su barco. Cristóbal y sus compañeros, al contrario, no muestran ningún deseo de bajar de la embarcación o establecer contacto con los habitantes de la amazonía, ni siquiera parecen tentados en la riqueza y diversidad de la flora y fauna que descubren. Preferimos, por eso, las locuras y excesos narrados en Ursúa a este caudaloso, aunque muy bien escrito, viaje por El país de la canela.
(Artículo publicado previamente en La República)

Entrevistas: Francisco Ángeles, Radio Caracol, Sergio Villamizar.

16 comentarios:

Chuky dijo...

Este libro tiene muy buena pinta a tenor de los comentarios que haces en el. ¡Enhorabuena por tu blog!

Javier Ágreda dijo...

Acabo de enterarme que El país de la canela ha ganado el Premio Rómulo Gallegos. Felicitaciones para William Ospina por este importante reconocimiento a su obra literaria. Cuando la editorial Norma presentó la novela en Lima, me invitaron a participar en el evento. Ahí conversamos con Ospina sobre su ambiciosa saga narrativa dedicada a la conquista del continente americano, y cuya segunda entrega es precisamente la premiada El país de la canela.

chaly2 dijo...

Ahí esta, Ganador del Rómulo Gallegos, toda una sorpresa! felicitaciones al compatriota.

Asamblea dijo...

Desde el odioso exilio, te felicito hermano, por tan merecido reconocimiento, aun nos queda la palabra para caminar la vida y la luz de la esperanza para mirar miradas en medio de los zombies cotidianos del seudo desarrollo…fuerte y fraterno abrazo.
P/D. de paso te invito a participar de la asamblea universal de las migraciones.

Anónimo dijo...

hola le verdad me gustan mucho las humanidades y estas cosas el primer dia que me entere de este autor fue en el radar, de caracol y me pasecio super interesante leer el libro y sobretodo me gusto la entrevista con willian ya que es una persona miy inteligente y real asi que de cumpleaños estoy pidiendo a mis allegados que este sea mi regalo creo que seria la mujer mas feliz del mundo leyendo un buen libro que mezlca la realidad con lo ficticio,,, tambien me gusta mucho humberto eco.. por que hay un estilo similar donde se relata una realidad de sucesos historicos vividos mezclados con la uadacio del autor milll felicitacion....

Fausto Soto dijo...

Excelente comentario, nada mas que hay un tremendo error historico. La expedicion que descubrió el rio Amazonas no salio del Peru sino de Quito, capital de la Real Audiencia de Quito, el 13 de Agosto de 1491.

Javier Ágreda dijo...

No creo que la Real Audiencia de Quito existiera en 1491, antes del descubrimiento de América.

alvaro barcala dijo...

Buen post, y buen libro o saga. Ya mismo lo he encargado y esperando leerlo pronto.

Por cierto, y viendo alguno de los comentarios, yo tambien he sido un exiliado en varios y distintos paises. Es curioso ver como en todos los sitios los exiliados siempre hablan mal de los nativos del pais donde residen. Adaptarse y aprender no esta tan mal, siempre sin olvidar de donde uno procede claro:)

ijon dijo...

Acabo de terminar el libro y tras unas buenas expectativas me ha acabado defraudando. Mas que una novela historica parece un lloriqueo y victimismo historico, del que todo el mundo esta ya cansado. Es demasiado obvia la sania contra los espanioles y la autocomplacencia para con los nativos. Hay muchas verdades pero demasiadas mentiras arbitrarias. A la vez que critica las barbaridades que los espanioles cometieron, alaba el imperio y monumentos Incas olvidando que esos monumentos los levantaron los miles y miles de esclavos que los incas hicieron por media america. Tambien parece obviar las matanzas brutales e invasiones sangrientas que los incas cometieron. Toda civilizacion ha sido invadida (que es una pena). Espania misma ha sido invadida y saqueda miles de veces, pero nadie alli lloriquea algo que ocurrio hace siglos, como estos seniores oportunistas...

JOPHIEL CLASS dijo...

Para @Ijon... no se trata de ningún lloriqueo.. hay mucha gente que no conoce cómo sucedieron las cosas.. a tal punto que todavía se le llama "Descubrimiento de América" e increíblemente se le celebra todos los años, a esta masacre descomunal y robo tan descarado. Respecto a lo de que también eran invasores.. no es por justificar.. pero son las lides normales que siempre hay entre vecinos... no los ha tenido toda la historia, el Viejo Mundo? Y No puedes comparar una lucha entre pueblos relativamente iguales a la invasión de los españoles mucho más "avanzados" en el arte de matar. Todo sin contar la herencia que nos dejaron: Avaricia, la propiedad privada, la destrucción de las selvas para el beneficio de "La Civilización". Ahí está el origen de nuestros gobernantes "tan honestos", de los falsos positivos, Masacres paramilitares y la basura de la guerrilla... No creo que a algo tan trascendental se le pueda llamar "un simple lloriqueo"

Anónimo dijo...

si... lo peor es la herencia tan lamentable que nos dejó la invasión Española...pero en este punto me pregunto...como sería nuestra historia sin esa invasión ávara y asesina???

David Echevery dijo...

Acabo de terminar el libro y quede fascinado con la narración de William, es cierto que por momentos el cuento es fatalista, y que muestra como bárbaros a los españoles aprovechandose de los indios, pero no me parece que el autor lo haga para que nos compadezcamos de ellos, sino para crear mas tensión en su historia. Es cierto que es una novela de viajes comparable con la Iliada, pero la poesia sangriento y tensionante de Allan Poe y las descripciones románticas de Hemminway están presentes en cada página, tornando la lectura en un delicioso cocktail para pasar buenos ratos. Felicitaciones compatriota!

Diana Urrego dijo...

Después de leer El País de la Canela, se despiertan deseos de conocer aún más nuestra historia. Un libro extraordinario, mágico, lleno de metáforas que aluden a un lenguaje poético,melodioso y agradable. Es de resaltar su basto conocimiento de la historia y su poder para transmitir vestigios, Ospina gracias por sus maravillosas letras.

Anónimo dijo...

Detrás hay esa muestra de indiferencia hacia las realidades de los países de la canela. El interés era el engaño como lo es hoy el mercado para los que conocen de economía. Sin propuestas no hay aportes y por esto este escrito carece de aportes porque olvida al infierno y la realidad de cada cual como sus motivaciones...

Anónimo dijo...

Detrás hay esa muestra de indiferencia hacia las realidades de los países de la canela. El interés era el engaño como lo es hoy el mercado para los que conocen de economía. Sin propuestas no hay aportes y por esto este escrito carece de aportes porque olvida al infierno y la realidad de cada cual como sus motivaciones...

Anónimo dijo...

Este es uno de los libros mas interesantes que e leido y es el ganador del premio romulo gallegos felicidades por este logro william ospina :)