Latinos y otros peregrinos


Aunque se dio a conocer literariamente como uno de los mas prometedores narradores peruanos de la generación post-2000, Juan Manuel Chávez (Lima, 1976) se ha dedicado más en los últimos tiempos al ensayo, con libros como La Guerra del Pacífico y la idea de nación (2010) y Limanerías (2012). Uniendo de alguna manera narrativa y ensayo, Chávez nos entrega ahora el libro Latinos y otros peregrinos (San Marcos, 2013) una reflexiva crónica de viaje escrita durante el recorrido que hiciera por Italia en una reciente Semana Santa.

Cámara fotográfica en mano, el autor recorre algunas ciudades italianas (especialmente Florencia y Roma) cotejando sus impresiones con la información que sobre esos lugares encuentra en las más prestigiosas enciclopedias. A lo vivencial y lo libresco se suma la memoria, pues esas ciudades son comparadas constantemente con otras peruanas que Chávez también ha visitado (Ayacucho, Huancayo, Cusco), las que a su vez vuelven a remitir a las enciclopedias. Un complicado vaivén en el que se luce la prosa lúdica y torrencial del autor.

Tratándose de un viaje de Semana Santa, que culmina en el Vaticano y ante el Papa Benedicto XVI, los temas principales del libro son la fe religiosa y las tradiciones católicas. Y es ahí donde se presenta el mayor problema, pues la casi natural tendencia de Chávez al detalle menudo y a buscar la risa del lector (con su retórica recargada y más bien humorística), hace que los textos pocas veces lleguen a superar lo superficial y anecdótico. En todo caso, Latinos y otros peregrinos (que tiene un pequeño suplemento titulado Cuatro ciudades) resulta una lectura sumamente amena y divertida.