Por favor no empujen



Aunque todavía no llegan a constituirse en una amenaza para la industria editorial, los libros digitales ya son una importante alternativa para los lectores y especialmente para los autores. Como en el caso de Fernando González Nohra (Lima, 1976) quien acaba de publicar en este formato el libro Por favor no empujen (Ruido de fondo, 2013), un conjunto de seis cuentos irreverentes y divertidos –en la línea de Bukowski y Henry Miller–, finalista del Premio Internacional La Ciudad y los Perros, y que antes fue publicado en España, en 2008.

El narrador de estos relatos es Gonzalo, un aspirante a escritor que pasa todas sus tardes fumando y leyendo en el miraflorino café “El parquetito”. Ahí conoce a una serie de peculiares personajes: la escritora arribista de “Puta en ciernes”, el anciano sadomasoquista de “Conservado en formol”, el loco que se cree cantante de ópera de “Pavarotti en vivo”, entre otros. Gonzalo cuenta sus historias de la manera más descarnada, con mucho humor negro y revelando la suciedad e inmoralidad que hay detrás de casi todo, incluso de cosas supuestamente tan sublimes como la literatura.

Dos virtudes diferencian a González de la mayoría de émulos de Bukowski: el dinamismo y frescura de sus relatos, que incluso en sus pasajes más oscuros mantienen vivo el interés del lector; y la calidad de la prosa, que apela con mesura y espíritu lúdico a los más diversos recursos retóricos. Aunque demasiado centrado en el tema del “escritor joven” (del que algunos autores nunca logran salir) “Por favor no empujen es un buen libro de cuentos y nos lleva a leer la novela Carroñero que González publicó hace un par de años.