El sendero de los rayos



Autora de cinco buenos libros de narrativa, Karina Pacheco (Cusco, 1970) es ya una de las más importantes escritoras peruanas de la actualidad. Doctora en antropología, sus primeras obras retrataban la complejidad social y la riqueza del imaginario andino; pero sus más recientes libros abordan un universo más urbano y cosmopolita, como en Cabeza y orquídea (2012), Premio Nacional de Novela Federico Villarreal. Su nuevo libro El sendero de los rayos (Ceques, 2013) es un conjunto de quince cuentos que conjugan ambas temáticas.

Un tema recurrente en estos relatos es el del suicida que se arroja desde una gran altura. En el primer texto, “Luciérnagas”, se trata de un edificio de departamentos en Berlín y en “Espejo de mar” de un barranco al borde de una autopista; por el lado “andino” en “Ecos” es más bien un abismo al pie de una fortaleza prehispánica. Si los primeros suicidios (los modernos) son producto de la soledad y falta de amor, los otros están más relacionados con lo mágico y el afán de trascendencia. En estos relatos (andinos y también amazónicos) además hay una mayor riqueza de símbolos y más elementos poéticos: “La doncella de arena”, “El sendero de los rayos”, “Corazón de oro”, entre otros.

Pero la especialidad de la autora es el melodrama, la profundización en las emociones y sentimientos más íntimos, especialmente femeninos. Y en esa línea encontramos también aquí algunos buenos relatos: “El final del camino”, “Azafrán” o el ya mencionado “Espejo de mar”. En suma, por la variedad y la calidad de los cuentos, El sendero de los rayos es una excelente oportunidad para descubrir el valioso universo narrativo de Karina Pacheco.