La fuente escondida


Dirigida por el crítico Ricardo Silva-Santisteban (Lima, 1941) y auspiciada por el Rectorado del Universidad Católica, la colección El Manantial Oculto publicó, entre 1996 y 2011, más de 80 libros con lo mejor de la literatura peruana y universal. Especialmente a autores considerados como clásicos: desde Basho y Shakespeare hasta Pound, Cavafis y Saint-John Perse. Luego de una breve pausa, Silva-Santisteban continúa esa labor, pero ahora con la colección La Fuente Escondida, que acaba de publicar sus cinco primeros libros con el auspicio de la Biblioteca Abraham Valdelomar.

Entre estos libros figuran obras tan destacadas como Una temporada en el infierno, el largo poema en prosa de Arthur Rimbaud (1854-1891), una de las cumbres del simbolismo europeo que aquí se presenta con traducción, prólogo y notas de Miluska Benavides. También 5 metros de poemas y otros textos del escritor puneño Carlos Oquendo de Amat (1905-1936), que reúne este libro fundamental del vanguardismo latinoamericano con toda la “obra poética conocida hasta la fecha” de Oquendo de Amat, según afirma la prologuista Sylvia Miranda. Igual de importante es la Poesía completa de Edith Södergran –autora nacida en San Petersburgo (1892) pero que escribió en lengua sueca–, cuya traducción y prólogo han estado a cargo del poeta peruano Renato Sandoval.

Completan estos cinco primeros títulos La canción verde y otros poemas de Edith Sitwell (1887-1964) y La leyenda de San Julián el hospitalario de Gustave Flaubert (1821-1880), en edición bilingüe y con traducción y prólogo del propio Silva-Santisteban. Que esta fuente literaria continúe fluyendo por mucho tiempo.