Matagente



Autor de una veintena de libros, entre poemarios y polémicos ensayos, Rodolfo Ybarra (Lima, 1969) acaba de publicar su primera novela Matagente (TEG, 2012), un relato que asume abiertamente la temática y los excesos del cine “gore”: violencia extrema, especialmente enfocada en crímenes, violaciones y descuartizamientos. La intención, por supuesto, es explorar los aspectos más oscuros de nuestra psicología y señalar la deshumanización del mundo actual; aunque el morbo muchas veces hace perder el rumbo a la narración.

La novela está formada por los diarios de Atoj, un psicólogo laboral limeño quien también es misántropo, asesino en serie y antropófago. En ese diario se cuenta someramente toda la vida del personaje narrador, desde su infancia hasta su reclusión en un manicomio; y muchos de sus crímenes, estos sí descritos con minuciosidad y abundancia de detalles. Además, se insertan una serie de textos “no narrativos”, que van desde recomendaciones para lograr un crimen perfecto hasta una serie de reflexivas prosas poéticas. Estas últimas son, sin lugar a dudas, lo más logrado del libro.

El crítico José Donayre ha afirmado que una ficción como Matagente “es producto de nuestra sociedad violenta, convulsionada, dinamitada desde sus entrañas”. Acaso los mayores problemas de la novela no están en la naturaleza de los sucesos contados (los más horrendos y crueles descuartizamientos) sino en el propio protagonista, tan cínico y exhibicionista que sólo puede ser tomado como una grotesca caricatura. O en la falta de oficio narrativo del autor, que hace que la efectividad de muchos episodios se diluya en un exceso de palabras.


Enlaces relacionados
Otros textos sobre Matagente: Rafael Inocente, Álvaro Salvatierra, José Donayre.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí lo que dice DIEGO TRELLES, el reciente ganador del premio novela Casavella, sobre MATAGENTE: http://www.youtube.com/watch?v=Apqd0y6Mwac

TM

Anónimo dijo...

Sr. Agreda, el Avast antivirus detecta un Malware cuando ingreso a su página, puede ser que sea falsa alarma pero no está demás que la revise.

Javier Agreda dijo...

Hace unos días tuve exactamente el mismo problema, pero era una falsa alarma. Creo que ya está superado.