Gritos en silencio



Filóloga y doctora en Antropología, Isabel Córdova Rosas (Huancayo) reside desde hace 25 años en España, donde es conocida por sus libros de narrativa para niños y adolescentes. Gritos en silencio (San Marcos, 2011), su primera novela “para adultos”, se inscribe dentro de la literatura peruana dedicada a la violencia política de los años noventa en nuestro país, y cuenta la historia de un viaje hacia la muerte: el de ocho sospechosos de terrorismo que son trasladados en un camión del ejército para ser ajusticiados ilegalmente.

Mientras son llevados de Lima a Ayacucho en las condiciones más inhumanas, los prisioneros (cinco hombres y tres mujeres, de origen muy diverso) conversan largamente sobre sus vidas, todas marcadas por la lucha contra los abusos tanto de los subversivos como de las fuerzas armadas. Hay sindicalistas, profesores de escuela y dirigentes políticos, y sus relatos, a pesar de estar centrados en las marchas y protestas populares de aquella época, abarcan también leyendas y tradiciones de sus regiones. El resultado es una narración eminentemente dialogada y demasiado cercana a un drama teatral.

Gritos en silencio muestra así una a sociedad que atraviesa la más cruel guerra interna, cuyas víctimas son los más pobres e indefensos, aquellos que no participan activamente en el conflicto. Pero al separar de manera tan radical entre víctimas y victimarios, entre buenos y malos, Córdova cae demasiadas veces en el maniqueísmo, además de apelar a ciertos tipos de énfasis y explicaciones más propios de la literatura para niños (por su carácter didáctico) que de la escrita para lectores adultos.


Enlaces relacionados
Se pueden leer las priemeras páginas de la novela en San Marcos.
Otros textos sobre Gritos en silencio: Nelson Manrique, Pedro Escribano, Sandro Bossio.