Monólogo en blancohumo


En su primera novela, Monólogo en blancohumo (2011), el escritor Daniel Soria (Lima, 1971) presenta una interesante propuesta literaria: dos historia contadas en paralelo y que aparentemente no tienen nada en común, salvo que los protagonistas son limeños de clase media. La primera (narrada en los capítulos impares), ocurre en la década de 1980 y está protagonizada por David, un estudiante universitario con aspiraciones intelectuales y literarias. La segunda (capítulos pares) corresponde a los años sesenta del siglo pasado y cuenta las aventuras amorosas de la joven profesora Carmela.

A medida que se avanza en la lectura, nos damos cuenta de que ambas historias se complementan de diversas maneras: una es reflexiva y la otra mas narrativa y llena de peripecias; David está metido en el mundo de la “alta cultura” (filosofía, literatura, música de vanguardia) y Carmela en el de la “cultura de masas” (lee y comenta artículos de Cosmopolitan); y, lo más importante, Miguel está obsesionado por rememorar su pasado para encontrarle un sentido a su existencia, mientras que Carmela averigua constantemente su futuro en el Tarot.

La novela está escrita en una prosa bien trabajada, aunque a veces resulte excesivamente retórica o superficial. Por eso las reflexiones de David no llegan a tener la fuerza y radicalismo que deberían; y también por eso la vida de Carmela se acerca demasiado a la “novela rosa”. No obstante, las dos historias (a mitad de la lectura se descubre el vínculo entre ambas) de Monólogo en blancohumo la convierten en un logrado retrato de la gris y anodina vida de muchos limeños.

3 comentarios:

Juan César dijo...

Me parece interesante la propuesta, de ese modo se mantiene la frescura a lo largo del libro, veré si puedo conseguirlo...

Desde Tacna...

Anónimo dijo...

BUEN COMENTARIO.
HABRA QUE COMPRAR EL LIBRO.

Anónimo dijo...

Encontré esta información para Julio César
http://www.monologoenblancohumo.blogspot.com/2011/08/donde-adquirir-el-libro.html
Lo he leído y me gusto mucho, respecto a la retórica del personaje creo que describe muy bien su personalidad, como si fuera una expresión de lo que psicológimente es.