Hacia la tercera mitad. Perú XVI - XX


Hugo Neira. Hacia la tercera mitad. Perú XVI-XX (Herética, 2005)

Hugo Neira (Abancay, 1936), historiador y sociólogo de formación, asumió en los 90 lo que parece ser una tarea ineludible para los ensayistas peruanos: hacer una amplia reflexión acerca de la problemática historia de nuestra patria. El resultado fue Hacia la tercera mitad. Perú XVI – XX. Ensayos de relectura herética (1996), un libro de casi 800 páginas que continuaba la tradición de los 7 Ensayos... o Perú: problema y posibilidad pero que, dada la formación académica europea de su autor, ponía un mayor énfasis en el contexto internacional -político, económico e intelectual- de nuestro proceso histórico. Convertido ya en un referente del ensayo en el Perú, el libro ha sido reeditado y está nuevamente en circulación.

Discípulo de Porras Barrenechea en el Perú y de Lucien Goldman y Levi-Strauss (entre otros) en Europa, Neira establece que sus reflexiones parten de La crisis de los paradigmas (sección final del libro), el discutido fin de la historia y todo el debate sobre la posmodernidad, dominante en la década pasada. De los doce ensayos aquí reunidos, los más importantes son aquellos que analizan, desde esta perspectiva, las diversas etapas de nuestra historia: El XVI Fundación y destrucción, La era virreinal, La independencia o la ilustración a sablazos. Pero también hay ensayos más próximos al estudio cultural, dedicados a analizar nuestras "señas de identidad": la obsesión palaciega, lo criollo, la huachafería, el vals peruano.

A pesar de esas diferencias, hay algunas constantes a lo largo de todo el libro, como la figura del caudillo. Neira le dedica uno de los capítulos centrales -Caudillismo. Los señores del desorden- en que los define como "el efecto perverso de la emancipación, el invitado que nadie esperaba". En otros ensayos reconoce que muchos otros personajes también se han valido del "autoritarismo carismático" que caracterizó a esos caudillos: desde el conquistador Lope de Aguirre hasta Alberto Fujimori. "Seamos claros: mientras la política sea drama, escena reducida, ilíada y odisea de unos pocos, habrá caudillos y seguiremos en la antesala de la modernidad", concluye.

Neira considera, sin embargo, que no es el caudillismo la peor amenaza para los peruanos sino las "religiones políticas" y su encarnación en La inteligencia mesiánica (título de otro de los ensayos), aquellos intelectuales que no dudaron en dejar su papel de conciencia crítica para pasar a la acción política, algo poco frecuente en Europa. La lista abarca personalidades tan disímiles como González Prada, José Carlos Mariátegui, Haya de la Torre, Mario Vargas Llosa. Y hasta al propio Neira, quien formó parte –en su condición de directivo de Sinamos- del grupo de intelectuales al que se refiere en Velasquismo. Cuando los generales y los intelectuales se encuentran.

En el Perú, los mejores ensayistas han sido también grandes prosistas; es decir, pensadores y a la vez talentosos escritores. Pero ese no es el caso de Neira, quien escribe con soltura pero muchas veces sin la precisión ni contundencia que merecerían sus interesantes propuestas. No obstante, la lectura de Hacia la tercera mitad resulta una aventura aconsejable en la que no faltan los pasajes controversiales –"el vals peruano es melancólico porque es lúcido" (p. 463), "como negarlo... los senderistas son los verdaderos mariateguistas" (p. 361)- ni los episodios polémicos, como el balance más bien positivo del desastroso gobierno de Alan García.